Empezó un nuevo año y con este la ilusión de hacer mejor las cosas para lograr nuevos objetivos, los más comunes podrían ser, tonificar tus músculos, por fin hablarle a esa chica de la oficina que tanto te gusta, comprar o cambiar tu auto y finalmente hacer ese viaje a Europa que llevas tanto posponiendo.

Lejos de ponerte propósitos inalcanzables, puedes cambiar tus hábitos poco a poco para mantenerte saludable; ¡no!, no se trata de pasar 4 horas en el gimnasio, ni de comer solamente espinacas, sino de pequeños esfuerzos que te harán sentir mejor y te mantendrán saludable, comenzamos:

1. Camina un poco. Antes de empezar con una rutina extrema en el gimnasio por qué no cambias el ritmo de tu día y te regalas 30 minutos de caminata, tal vez saliendo del trabajo puedas caminar hasta la siguiente estación del transporte público, empieza tres veces por semana, después quizá lo puedas hacer diario y cuando te sientas listo podrás optar por una rutina más compleja.

2. Cambia los refrescos por agua mineral. Intenta reducir tu consumo de azúcar, la mejor manera si es que estás habituado al consumo de refrescos es que pases el periodo de abstinencia con agua mineral, consumirla te dará la sensación que te da el refresco pero sin todos los saborizantes y azucares añadidas.

3. Cambia tu aroma. Si bien es probable que estés acostumbrado a percibirte de la misma forma siempre, probar una nueva fragancias o un nuevo gel de baño te ayudará a cambiar la perspectiva sobre ti mismo, si estás buscando hacer un cambio te sugerimos Black Chrome, las notas de hojas de cedro y limón no son agresivas con tu PH por lo tanto el olor es mucho más suave.

4. Compensa tu alimentación. Sabemos lo complicado que puede ser mantener un estilo de vida saludable, si bien lo ideal sería que hicieras las 5 comidas al día y que balancearas entre todos los grupos de alimentos, pero dado las complejidades de la vida ajetreada lo que te sugerimos es que compenses mediante esfuerzos específicos, es decir, si tienes una cena en la que sabes que habrá comida grasosa procura en la tarde o en tu comida previa optar por una ensalada, si tuviste un día malo y comiste todo lo que no debías, prueba el siguiente un détox de jugos, tés o solamente fruta.

5. Mantén una actitud positiva. El verdadero secreto de la felicidad está en como reaccionas las adversidades de la vida, si bien sabemos a veces es complicado mantener una actitud positiva, siempre puedes evaluar la naturaleza de las situaciones y decidir cómo vas a reaccionar.

Esta lista podría ser tan extensa como tú quieras pero creemos que de a poco puedes ir mejorando, ¿qué otros hábitos crees que te ayudan a mantenerte saludable?

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *