El estrés es un estado constante al cual todos nos sometemos, el tráfico, el trabajo, la pareja, etc. Si no sabes cómo controlarlo, puede convertirse en un círculo vicioso con consecuencias más graves, por eso es importante cuidarnos y saber detener esta situación.

1. Cantidad y calidad de sueño.

El estrés muchas veces afecta nuestro sueño, dificultando conciliarlo y la continuidad del mismo.  Es importante que te hagas de horarios de sueño, por ejemplo: Dormir a las 11 y despertar a las 7 de la mañana. Procura dormir de 7 a 8 horas diarias, esto es importante porque, cuando el cuerpo no descansa lo suficiente no tiene tiempo de hacer un “reset” interno, y te quedas con las preocupaciones y estrés del día anterior.

2. Organízate

El estrés está ligado con la sensación de perder el control, toma las riendas de tu horario y organiza tu tiempo, anota todo lo que harás en el día. Este tip te ayudará a mantenerte la calma y que tus deberes no te agarren con la guardia baja.

3. Ejercicio

Está comprobado que al moverte más activas el cuerpo, aclaras tu mente y creas endorfinas. No es necesario que realices ejercicios extenuantes para lograr este efecto, con que te hagas de una rutina de media hora de caminata tienes para combatir el estrés.

4. La magia de la naturaleza

La naturaleza crea un efecto relajante, hace que te sientas tranquilo y desconectado, entonces reconsidera tus planes del fin de semana, tal vez una escapada a un bosque cercano o una caminata por el parque podrían ayudarte.

5. No todo es trabajo

Distráete, no dejes que el trabajo sea todo en tu vida, date tiempo de hacer cosas que te gustan y divierten. Recuerda que es importante tener una balanza y nivelar nuestras actividades.

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *