El PH es una sustancia ácida que se encuentra entre la dermis y epidermis de nuestra piel, la cual influye en la compatibilidad y duración de los perfumes que utilizamos.

Existen tres tipos de piel con diferentes características, que deberías de considerar la próxima vez que desees adquirir una fragancia nueva.

Piel ácida

También conocida como “piel seca” tiende a resecarse con facilidad y a enrojecerse. Las pieles de esta naturaleza son más difíciles de perfumar, por la falta de hidratación, que evita que el aroma se adhiera a la piel, por eso es recomendable utilizar fragancias amaderadas o dulces, ya que tienden a impregnarse mejor en la piel.

Piel alcalina

Las pieles alcalinas tienden a ser un poco grasosas, lo que puede afectar en el aroma de la fragancia y hacerla más intensa. La recomendación sería utilizar perfumes con aromas cítricos y frescos.

Piel neutra

Las pieles neutras también conocidas como “pieles mixtas”, pueden utilizar cualquier tipo de fragancia, porque su PH contiene la cantidad de “acidez” idónea.  

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *